sábado, 24 de marzo de 2012

El Estado Laico Mexicano

Roberto Blancarte, investigador del Colegio de México, define al Estado laico como un instrumento jurídico y político al servicio de una convivencia plural, pacífica y armónica. Es decir, como un espacio de la democracia.

Con la visita del Papa Benedicto XVI a México, no tardó en tematizarse precisamente, la anulación del Estado laico. Y es que la visita papal en un año electoral levanta sospechas bien fundamentadas. El manejo propagandístico del partido en el poder es indiscutible. Mientras que los candidatos de los otros partidos reaccionan bajo el principio aquel de “el que se mueve no sale en la foto.”

Los ciudadanos expresan su inconformidad ante el cambalache de „votos por devotos“. Y el rechazo es justificado, si se considera el poder de convencimiento que los slogans oficiales logran en la conciencia colectiva de los votantes católicos mexicanos: “Papa, reza porque se acabe la violencia y regrese la paz”. En el mismo tono van los comentarios de los seguidores de la página oficial de la Conferencia del Episcopado Mexicano en facebook.

Por eso no está de más recordar el texto ya clásico de Fernando Savater sobre las cinco tesis del laicismo. Para el caso específicamente mexicano, resulta particularmente interesante la serie “El Estado laico: el espíritu de la libertad”, coordinada y conducida por Roberto Blancarte.

El primer programa, Capítulo I. Definiciones, aborda los conceptos básicos: Estado, laicidad, laicismo, libertad de conciencia y secularización. El segundo programa, Capítulo II. El Estado laico en México se centra en los aspectos históricos de la relación Estado-Iglesia en nuestro país. Los otros programas de la serie son: Capítulo. III. Religión y política, Capítulo. IV. Laicidad y bioética, Capítulo. V. Derechos sexuales y reproductivos.

Bien, los invito a la discusión y distribución de los videos de la serie, cuya actualidad es permanente, dadas las formas de hacer política y de practicar la religión en nuestro país.

3 comentarios:

  1. Buena entrada Concepción. Sin embargo, he seguido tus opiniones en estos y otros foros, (supongo no he leído toda) y me pareces un poco ambigua en cuanto a la definición de tus creencias. Eres creyente? Practicas alguna religión?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Sebastian,

    me encanta tu comentario, aunque de repente te imaginé como una especie de Bernardo Gui, pero sin sotana, haciéndome dos preguntas seguidas sin dar tiempo para responder la primera.

    Quieres decir que me falta pasión, enjundia, garra?!!! No entiendo exactamente a qué te refieres con “ambigua”.

    No practico ninguna religión y creo en mí misma. Mi ateismo surgió de manera individual, sin la influencia de las lecturas clásicas de los grandes representantes del ateísmo contemporáneo. Será por eso que notas mi discurso atípico o ambiguo? Tal vez es cuestión de estilo simplemente, o de personalidad. Nunca me ha llamado la atención escribir textos o comentarios panfletarios o combativos. Me gusta más exponer los hechos, las distintas perspectivas y entonces generar la discusión, y que el lector se forme su propia opinión de las cosas.

    Hasta pronto
    C.

    ResponderEliminar
  3. Concepcion
    "Nunca me ha llamado la atención escribir textos o comentarios panfletarios o combativos."

    Me gusta ese estilo, sobre todo cuando se trata de combatir ideas Religiosas. Que creo va mejor con un pensamiento Crítico tratando de quitar la vicera.

    La gente muy influenciada por la religión dificilmente hara caso de textos Combativos o con demasiada vicera. Normalmente ese tipo de discursos se dan a lo interno de los grupos. Por ejemplo los textos combativos o panfletarios de los viejos Socialistas (Maositas stalinistas etc.. que actualmente existen en México normalmente solo los consumen ellos mismos.(crean cohesión, unidad etc..

    El ateismo debe elaborar materiales para se consumidos (por otros) aparte de los propios ateos. Aún asi esoy de acuerdo que todo material incluso el combativo, es importante y necesario sobre todo para atacar directamente a los protagonistas de ideas religiosas peligrosas e irracionales.

    Lo del papa realmente no se que tan peligroso sea en cuanto al estado laico. para mi las reformas de la ley eran las peligrosas.
    Claro que usar recursos del Estado sí se me hace injusto.

    ResponderEliminar